Convento de La Candelaria - La Popa

popa3Desde el Cerro de La Popa se divisa una excelente panorámica de Cartagena, con todo su esplendor se puede apreciar la ciudad amurallada, las bahías, la isla de Tierra Bomba, y si se cuenta con un buen día también se pueden apreciar a la distancia las islas del Rosario.

En su interior se puede apreciar un museo colonial y una capilla dedicada a la Virgen de la Candelaria Patrona de Cartagena, hoy en día es uno de los sitios más visitados de Cartagena.

Reseña

El Superior Fray Alonso de La Cruz Paredes, se encontraba en el convento del desierto de La Candelaria en Ráquira (Boyacá), se dice que tuvo un sueño y había recibido un mensaje divino que le encomendaba la fundación yconstrucción de un convento de la orden de San Agustín en la cima del cerro más próximo a la ciudad de Cartagena de Indias.

Fue así que Fray Alonso se puso a la tarea de la construcción a comienzos del siglo XVII, donde inicialmente se levanto una capilla de madera con una choza al lado. Más tarde la iglesia de madera fue derribada y en su lugar puesta otra de cal y canto.

Se dice que en las alturas del cerro los indios adoraban la imagen de un cabro en oro llamado Buziraco y con la construcción del convento este fue expulsado.

popa4

Ya construido el convento necesitaban de una imagen, dos monjes se dispusieron a la búsqueda por toda la ciudad sin tener éxito, cuando pasaban por la hoy calle de las Damas, una señora les llamo desde lo alto de una ventana diciéndoles que allí encontrarían lo que con tanto anhelo estaban buscando, de tal manera que entraron en la casa (conocida como Bodegón de la Candelaria), recorrieron los corredores y cuartos, con tal sorpresa que no encontraron a nadie, finalmente en una esquina del último cuarto encontraron la bella imagen de una virgen, la cual fue llevada al templo y consagrada como Patrona de Cartagena. Fue entonces fundado el Convento de Nuestra Señora de La Candelaria.

Por su estratégica ubicación fue usado como cuartel y fortín durante la Independencia y las guerras civiles del siglo XIX. Por leyes políticas fue abandonado a su suerte, y en 1964 los agustinos lo restauraron.

Descubre el Guaviare